sábado, 20 de enero de 2018

Adios 2017 !Bienvenido 2018!



PALABRA PARA EL 2018: SOLTAR

Este año 2017, he tenido momentos de ansiedad, de no ver salida, de un día tras otro gris... pero no tener talleres me ha dado la gran oportunidad de mi vida: tiempo. Tiempo en el que he podido despertarme con Emma, pasar las mañana jugando, las tardes y los fines de semana juntas. Tiempo... ese al que tan poco valoramos a veces pero tanta falta nos hace... 

Este verano ha sido el primero en el que no hemos trabajado ninguno, pero no iba a permitir desaprovechar todo ese tiempo preocupada, así que lo disfruté como una niña. No necesitamos mucho para ser feliz: un bocadillo, la playa y estar juntos. Mi pequeña Emma ha descubierto el mar, las olas, los atardeceres... mi pequeña Nora ha luchado contra las olas, ha aprendido a nadar y ha vencido a los miedos... y yo he descubierto las mil maneras en las que una niña puede emocionarse. 

Al terminar el verano tuve la suerte de conseguir un nuevo trabajo, uno de esos de los de verdad, en los que tienes un horario, estás legal y tu sueldo no depende de que le gustes a la gente. Pero me ha costado dos años entender que tenía que soltar el scrap de escaparate. 

No pasa nada, hubo un momento en el que creí que debía publicar todos los días en las redes, contestar a todos los que me escriben, subir vídeos todas las semanas, sortear (eso es importante) y celebrar con más sorteos los seguidores. Creí que debía ser simpática en las redes sociales, dar a conocer mi vida lo justo pero a la vez resultar natural. Creí que debía editar bien las fotografías y no publicar si creo que no va a gustar. Creí que debía presentarme a todos los Equipos de Diseño y poner muchos hastash en instagram. Creí que debía publicar tutoriales gratuitos. Creí que debía dar talleres con papeles que no me gustaban y proyectos que no me gustaban. Y de repente, entre tanto que creí, me perdí. Perdí la ilusión, las ganas y la espontaneidad. Perdí el interés por scrapear. Me perdí a mi misma. Perdí mi libertad. 

Haces dos semanas tomé esta decisión que publiqué en facebook: 

"Y lo cierto es que llevo mucho tiempo pensando en tomar esta decisión... este año termina para mi esa parte de mi vida que comenzó en 2010 y que tanta gente me ha llevado a conocer y tantas experiencias me ha traído. Ocho años en los que he disfrutado como una enana, haciendo lo que más me gusta. Ocho años en los que me he superado, he saltado obstáculos y he crecido mucho como persona. Lo que tiene mi cabeza es que lo malo lo olvida, así que siempre recordaré esta etapa de mi vida como una parte muy bonita y recordaré a cada persona a la que he dado clase como alguien que llevará siempre un poquito de mi. Pero los ciclos se acaban y hace tiempo que el scrapbooking no es lo que era, ni me aporta la felicidad que me aportaba. Lo siento superficial, un escaparate, una competición de seguidores... y alguien sabia me dijo una vez que la creatividad tiene que sumar, no restar, y tengo que estar a gusto con lo que hago. Así que a partir de ahora y por decisión propia dejo de impartir Talleres de Scrapbooking presenciales (a excepción de mis jumpers y de mis princesas). Siempre seré scrapera y estaré allí donde me apetezca, pero quiero que vuelva esa parte de mi vida en la que scrapeaba por el puro placer de hacerlo."

Así que tomé la decisión de parar y ahora estoy en proceso de soltar el scrap de escaparate (como ahora lo llamo yo). 

Papra mi 2017 realmente no ha sido tan mierdi... es imposible que un año entero sea maravilloso y entiendo que no debe ser ni sano. La sociedad ve con buenos ojos que triunfes y ve muy mal los fracasos, al igual que ve muy mal la tristeza y los días malos, pero lo cierto es que en un año siempre hay días malos. Este año mi palabra fue SOÑAR, y sí lo he hecho, quizás demasiado, intentando abarcar: casa, niñas, trabajo, oposiciones, youtube, scrap, y talleres.

Haciendo un balance, lo cierto es que este año he llorado y he reído, he dormido poco y he soñado mucho. He tenido buenas amigas a mi lado, estoy más unida que nunca a mi hermana y cada día más enamorada. Este año he jugado mucho y he disfrutado cada momento con mis bollitos. Este año se me ha llenado el alma al verlas jugar juntas y he llenado instagram de fotos los cuatro juntos. Este año he tenido nuevas ilusiones y muchas granas de aprender fotografía. Este año hemos vivido grandes momentazos juntos. Este año no hemos vivido ninguna perdida !y estamos sanos! ¿algo más se puede pedir? Este año ha sido precioso, con miles de momentos con mis peques y con mi bonita familia. Y para este 2018 me llevo todos estos momentos... y también la tranquilidad de ir sabiendo lo que quiero y lo que necesito.

La palabra para este año es SOLTAR. Llega un momento en el que entiendes que tienes que soltar para seguir cogiendo. Hace dos años justamente solté el mundo para darte la mano, Emma. Y fue lo más bonito que hice. Este año quiero soltar aquello que me da mal rollito y coger más de lo que me da buen rollo. Intentar abarcarlo todo es una de las cosas que más malos ratos me ha dado este año, así que quiero soltar los talleres presenciales, la dependencia a las redes sociales, las "obligaciones" autoimpuestas, el intentar ser quien no soy para agradar, los Equipos de Diseño con los que no puedo cumplir y mi autoexigencia. Este año quiero coger la oposición, la cámara de fotos, la calma, el scrap que se disfruta y el tiempo de calidad con mi bonita familia.

Ea.

Y para ello me he propuesto una serie de retos (me dio la idea mi querida Mariaje, del Columpio del Delfin) en los que poco a poco voy haciendo mi camino en 2018:

RETO 1. Escribir lo que me (den las ganas) en mi blog. (suerte que lo lee poca gente, jajaja... )
RETO 2. Aceptarte tal como soy. No exigirme más. No autocriticarme. Sólo soy una persona.
RETO 3. Ser más detallista con las personas que me aprecian.
RETO 5. Celebrar más la vida. !Cumples scraperos!
RETO 6. Decir que NO.
RETO 7. No hacer encargos por obligación y sí por ilusión.
RETO 8. Hacerme impermeable a las personas que me juzgan, que se aprovechan y que me dan malas energías.
RETO 9. No estar pendiente de las redes sociales.
RETO 10. Terminar los cursos on line que tengo pendientes. !alta prioridad!
RETO 11. Terminar los proyectos de scrap que tengo inacabados. !alta prioridad!
RETO 12. Comenzar los proyectos de scrap personales que llevo años por hacer. !alta prioridad!
RETO 13. Sonreír más y pintarme los labios.
RETO 14. Intentar ser #realfood en la medida en que pueda
RETO 15. Priorizar la OPOSICIÓN. !alta prioridad!
RETO 16. Sentirme afortunada y agradecer todo lo que la vida me da. Permitirme días malos.
RETO 17. Ocuparme en ser mejor mami y ayudar a mis mis niñas a ser felices y descubran las personas completas que ya son. Más tiempo con ellas. Menos tiempo preocupándome.

SOLTAR









2 comentarios:

  1. Genial palabra cielo! Soltar! me gusta! y me apunto a casi todos tus retos; así estamos!
    Besotes y a disfrutar EA!

    ResponderEliminar
  2. Este año vas a soltar, y a soñar también! Ya sabes lo que te quiero, pero te lo vuelvo a decir porque te lo mereces: te quiero preciosa!

    ResponderEliminar